Publicado: 21 de Septiembre de 2018

La cédula de habitabilidad de una vivienda es un documento que acredita el cumplimiento de los requisitos mínimos para que un espacio pueda ser habitado por personas a nivel de salubridad, higiene y solidez.

Está legalizada por las comunidades autonomas y caduca cada 15 años.

Según la Ley 18/2007 este documento se exige al contratar y dar de alta los servicios de agua, gas y luz, además de los tramites para alquilar o vender un inmueble.

Nuestra recomendación es que antes de firmar un contrato de alquiler o de ir al notario para hacer una compra-venta, se compruebe que la vivienda tenga su cédula de habitabilidad vigente y en regla.

Solicita aquí tu presupuesto para una cédula de habitabilidad sin ningún compromiso.